Grifo de ducha vs bañera

platos-de-ducha-de-resina

Los grifos de ducha se han convertido en un indispensable de la mayoría de las casas. Antes, lo habitual era encontrar una bañera en todos los hogares, pero con el cambio del estilo de vida que se ha dado en los últimos años, estas han ido perdiendo fuerza frente a las duchas.

 Son muchas las ventajas que ofrecen los grifos de ducha frente a las bañeras. El tiempo, un factor de gran valor hoy en día debido al acelerado ritmo de vida de la población, es una de sus grandes ventajas, ya que nos permite ahorrar una gran cantidad gracias a su modo de uso, adaptándose al modo de vida de quienes la emplean. Esto se suma al ahorro en nuestra factura ya que, al estar diseñadas para un uso rápido, las duchas permiten lograr un menor gasto de agua.

 Con la masiva migración a las ciudades como Valencia, las casas tienen un tamaño más reducido y los cuartos de baño no iban a ser menos. A la hora de decidir la decoración de estas estancias, hay que tener en cuenta el espacio con el que contamos. Los grifos de ducha nos ayudan a optimizar el espacio y la gran variedad de modelos del mercado hace que sea muy sencillo encontrar aquel que se adaptará más fácilmente al espacio que tenemos disponible.

Otra de las grandes ventajas que nos aportan los grifos de ducha es la comodidad. La instalación de una ducha en nuestro cuarto de baño nos permitirá entrar y salir de ella mucho más fácilmente que las bañeras. Además, el espacio para movernos con una mayor libertad aumenta notablemente y los peligrosos resbalones desaparecen gracias a los diseños y materiales antideslizantes de los platos de ducha, haciéndolas más seguras para todos, especialmente ancianos y niños.